Alquilar o comprar una autocaravana: ¿qué me conviene más?

La nueva normalidad ha transformado nuestra forma de viajar. Y es que, tras el levantamiento de las restricciones sobre movilidad, muchos viajeros han preferido conocer destinos nacionales, entornos naturales y lugares poco masificados con el objetivo de minimizar riesgos. Pero este no ha sido el único cambio ya que, para sus vacaciones, muchos turistas también han preferido desplazarse en autocaravana, frente a otros medios de transporte.

Desde Indie Campers, una de las plataformas líderes de alquiler de autocaravanas y furgonetas camper en España y Europa, afirman que “este cambio en la movilidad de los viajeros se mantendrá, por lo menos, hasta el año próximo”. De hecho, el pasado verano, las reservas de autocaravanas para viajar por España a través de la plataforma de la compañía, crecieron un 200%, con respecto al mismo periodo de 2019, “lo que muestra la consolidación de las caravanas como uno de los medios de transporte favoritos de los viajeros”.
Ante esta tendencia, muchos se preguntarán si es más rentable comprar una caravana o alquilarla. Una cuestión cuya respuesta depende de varios factores, tal y como recoge, a continuación, Indie Campers.

Frecuencia. Antes de decidirnos entre alquilar o comprar hemos de valorar la frecuencia con la que usaremos el vehículo. En el caso de que solo vayamos a utilizar la autocaravana una o dos semanas al año, es mejor alquilar pues el gasto será menor ya que hemos de tener en cuenta que tener una caravana conlleva gastos de mantenimiento. Por el contrario, si nuestro objetivo es pasar periodos más largos en la caravana, ya sea viviendo en ella o haciendo viajes que duren más de dos semanas varias veces al año, lo mejor sería comprar, ya que es la opción más rentable y flexible.

¿Cuánto dinero quiero destinar a la caravana? Los precios de compra de una autocaravana oscilan entre los 15.000 y los 50.000 euros. Además, existen otros costes adicionales como el mantenimiento, el precio del almacenamiento o estacionamiento, y, el seguro. Por ello, comprar es solo una buena opción si usamos el vehículo habitualmente ya que, tras calcular todos los gastos, veremos que adquirir una autocaravana es más económico que comprar una casa de vacaciones. No obstante, si el uso que le daremos es esporádico, es mejor alquilar pues los gastos asociados a la compra no compensan.

Ventajas de alquilar. Alquilar es la mejor opción si no queremos hacer una gran inversión. Además, esta opción nos permite una mayor flexibilidad y comodidad en la carretera, a la vez que mantenemos el acceso a servicios como: asistencia en carretera, consejos de viaje o servicios de limpieza. Por último, el alquiler de una autocaravana permite a los posibles compradores evaluar de antemano sus preferencias y su posible inversión.

Ventajas de comprar. Por el contrario, si nuestro objetivo es viajar durante largos periodos o residir en la caravana, hemos de comprar pues nos saldrá más rentable que pagar alojamientos en destino o, incluso, que una vivienda. Eso sí, hemos de estar muy seguros de que realmente viajaremos tanto como pensamos pues es bastante común que muchos compradores decidan vender su caravana porque, al final, el vehículo pasa más tiempo en el garaje que en la carretera.

Comprar y luego alquilar. Ante el problema anterior, ha surgido una nueva alternativa que está consolidándose entre los propietarios de caravanas: comprar el vehículo y, luego, alquilarlo cuando no se use. Actualmente, existen varias plataformas donde se pueden alquilar caravanas de particulares, como Indie Campers, que permite a los propietarios obtener un ingreso extra mientras no utilizan su vehículo.

Según los cálculos de Indie Campers, de media, tener una autocaravana cuesta alrededor de 500 euros al año, teniendo en cuenta el coste fijo anual y excluyendo el combustible. En comparación, Indie Campers estima que a través de su nueva plataforma los propietarios pueden ganar, de media, 8.105 euros al año en España por el alquiler de su autocaravana.

Compartir