Ocho consejos para hacer una entrevista de trabajo por videollamada con éxito

Actualmente, y como consecuencia de la pandemia, la mayoría de entrevistas de trabajo se realizan por videollamada. Una fórmula que, hasta hace poco apenas utilizaban las empresas por lo que el nuevo escenario laboral ha obligado tanto a los departamentos de recursos humanos como a los candidatos a adaptarse rápidamente a este nuevo método.

Desde la comunidad educativa online Crehana, señalan que “aunque, a priori, podamos pensar que una entrevista virtual es similar a una entrevista en persona, en realidad, no lo es, pues en las videollamadas hay que tener en cuenta aspectos técnicos, verbales y corporales, que no son necesarios en las entrevistas presenciales”.

Por ello, Crehana ha recogido ocho consejos y recomendaciones que ayudarán a todos los que se estén preparando para realizar una entrevista de trabajo virtual:

Realiza pruebas técnicas. Esto significa que el dispositivo con el que vas a realizar la entrevista tiene que estar cargado al 100% de su capacidad y que debes probar la cámara y el micrófono para comprobar que funcionan correctamente para que la comunicación fluya con el reclutador. Además, debes revisar la estabilidad de tu conexión a Internet, pausar las descargas mientras estés realizando la entrevista de trabajo y probar diferentes aplicaciones de reuniones virtuales para que, en el caso de que te veas obligado a usarlas, sepas cómo funciona cada una de ellas.

Ten una identidad profesional. Tu dirección de correo debe tener caracteres simples, para ello puedes combinar tu nombre y apellido de una forma fácil y sencilla de recordar. El correo electrónico es la identidad que tenemos online y la forma en la que nos van a contactar desde cualquier empresa para la que apliquemos por lo que es fundamental que sea profesional y se adapte al contexto laboral.

Haz la entrevista delante de una pared blanca, sin ruidos y con buena luz. Es importante que la videollamada la hagamos en un entorno tranquilo. Por ejemplo, podemos tener de fondo una pared blanca que permite que nosotros seamos el centro de atención y no genera distracciones visuales. También debemos evitar los ruidos y tener una buena iluminación, evitando contraluces y reflejos que afecten a la calidad del video.

Vístete para la ocasión. En la entrevista de trabajo virtual también cuenta la presencia, y se valora nuestro atuendo, por lo que es recomendable que nos vistamos tal y como si fuéramos a una entrevista presencial. No obstante, como nos encontramos delante de una cámara es mejor que no usemos prendas o accesorios llamativos, pues pueden generar molestias visuales a los entrevistadores. Lo mejor es llevar prendas de tonos suaves que transmiten confianza y tranquilidad.

Mira a la cámara. Es habitual que cuando hacemos una videollamada nos miremos a nosotros mismos, sin embargo esto es un error cuando estamos en una entrevista de trabajo virtual pues genera distracciones y, para evitarlo, es recomendable que ocultemos la miniatura de nuestra cámara. De esta manera, podemos concentrarnos en mirar a la cámara mientras estemos hablando con el entrevistador, generando una sensación de cercanía.

Cuida tu lenguaje corporal. Es fundamental que prestemos atención a la postura que tenemos frente a la cámara, la posición de los brazos y los gestos que hacemos durante la entrevista. Nuestro rostro y los hombros será lo único que vea nuestro entrevistador por lo que los gestos que hagamos serán claves para crear buena impresión. Desde Crehana recomiendan mantener la espalda erguida para reflejar entusiasmo, fijar la mirada en la cámara, asentir para demostrar interés por lo que escuchamos, sonreír de forma natural mientras hablamos y evitar tics como tocarnos el cabello o mordernos las uñas.

Prepara las respuestas. Tanto en una entrevista virtual como presencial las respuestas que demos a las preguntas que nos hagan serán clave para avanzar en el proceso de contratación. Por ello, hemos de preparar previamente un guion donde recojamos nuestras fortaleces, dónde nos vemos dentro de 5 años o qué podemos aportar a la empresa.

Habla claro y despacio. Por último, parece obvio que hemos de hablar de manera pausada en una entrevista de trabajo, sin embargo, esto es muy importante cuando hacemos una entrevista virtual pues es posible que durante la videollamada nuestra conexión de internet pierda estabilidad, generando ecos o retornos que pueden confundir a nuestro interlocutor. Para evitarlo, debemos hablar lo más claramente que podamos y esperar 2 o 3 segundos después de cada pregunta para evitar interrupciones.

Compartir