De camarero en un restaurante a UX/UI Designer

Se calcula que, desde el inicio de la crisis del COVID-19 en España, 900.000 personas han perdido su empleo y casi cuatro millones de trabajadores se han visto afectados por un ERTE. Una situación que, sin embargo, ha impactado de manera diferente a cada uno de los sectores laborales ya que las empresas tecnológicas mantienen los empleos gracias al teletrabajo e, incluso, hay compañías que, hoy en día, continúan contratando talento.

Desde StudentFinance.com, explican que reciclarse laboralmente en el sector IT es, hoy en día, una de las mejores alternativas de empleo para quienes se han quedado sin trabajo o se encuentran inmersos en un ERTE ya que, “podemos formarnos en habilidades tecnológicos sin disponer de conocimientos informáticos previos a través de bootcamps, cursos que nos permiten especializarnos en pocos meses en diferentes tecnologías emergentes”.

Esta es la opción por la que optó, Gerard Calvet, un joven de 24 años que ha pasado de trabajar como camarero en una famosa cadena de restaurantes italianos en Sabadell a trabajar en Relief Applications como UX/UI Designer. Todo gracias a un bootcamp de UX/UI Design de la escuela Ironhack, que cursó en 2 meses, y que le permitió obtener las habilidades necesarias del puesto.
Antes de acceder al bootcamp, Gerard trabajó como camarero y desarrollador junior, empleos que compatibilizó con sus estudios universitarios en ingeniería informática. Sin embargo, no llegó a completar la licenciatura y, tras un breve periodo en el extranjero, regresó y volvió a trabajar como camarero, esta vez en una famosa cadena de restaurantes italianos, para pagarse sus gastos y costear el curso de diseño que quería comenzar en 2021.

Unos planes que cambiaron al conocer la posibilidad que propone la startup española StudentFinance.com de formarse en un bootcamp sin tener que pagar el coste de los cursos hasta que se encuentra un empleo y se supera un umbral de ingresos mínimos. Este nuevo modelo de financiación se basa en un Acuerdo de Ingresos Compartidos (ISA), según el cual los estudiantes sólo devuelven el coste del curso cuándo consiguen un trabajo y ganan igual o por encima de 18.000 euros brutos al año.

Tras finalizar el bootcamp el pasado 20 de marzo, Gerard, tardó poco menos de un mes en encontrar su empleo actual a media jornada como UX/UI Designer. Desde StudentFinance, señalan que quienes apuestan por una formación tecnológica acceden a un mayor número de ofertas de empleo, en su mayoría con salarios que superan la media y mejores condiciones laborales. En este sentido, un análisis realizado por la compañía recoge que durante la primera semana de abril hubo más de 1.700 ofertas de empleo para perfiles tecnológicos, repartidos entre Madrid, Barcelona, Vigo, A Coruña, Valencia, Bilbao y Sevilla.

Además, desde StudentFinance recuerdan que en España existe una importante brecha digital entre la formación de los trabajadores y los profesionales tecnológicos que necesitan las empresas. Por lo que formarse en habilidades tecnológicas no es solo una oportunidad para quienes pierdan su empleo tras esta crisis sino, también, para aquellos que vean mermados sus salarios y quieran reorientar su carrera profesional.

Compartir